Skip navigation

 

El domingo pasado asistí al museo interactivo de economía o mide el cual se encuentra ubicado en el centro histórico de la ciudad de México, llegue  mas o menos temprano ya que me había quedado de ver con mis compañeros de clase y el tráfico era un caos debido a los paseos ciclistas en la avenida reforma gracias a esto me di la oportunidad de caminar un poco por el centro histórico así como apreciar las diferentes fachadas y estilos que componen sus edificios.

Una vez llegando a la esquina de Bellas Artes y Correo Mayor nos dirigimos hacia el zócalo y entramos al museo el cual está ubicado en lo que en el pasado fue el convento de las betlemitas me pareció que era un lugar lleno de historia ya que se podían ver rasgos de lo que alguna vez fue un patio central típico de aquellos edificios.

Durante dos siglos y medio, los monjes betlemitas se dedicaron a atender a los enfermos convalecientes de nuestra ciudad. Al aumentar el número de pacientes se hizo necesario construir un edificio más grande y apropiado para cuidarlos.

A mediados del siglo XVIII los betlemitas iniciaron la ampliación del convento y el noviciado en los terrenos y las casas que adquirieron en la esquina de lo que hoy es Tacuba y Bolívar. El patio de novicios era el claustro del noviciado, la zona más aislada del edificio, pero también una de las áreas alrededor de la cual transcurría gran parte de la vida del convento.

El ambiente de esa época debía ser de silencio y recato, propicio para la oración y el orden. Se piensa que la decoración geométrica en las paredes debió contribuir a generar un ambiente espiritual más abstracto y menos sensorial que el del Claustro Principal, para permitir la concentración que debía tener un novicio al realizar sus oraciones. 

Los novicios se levantaban diariamente a las cinco de la mañana, hacían oración mental antes de ir a misa, por la tarde rezaban el rosario y en la noche volvían a hacer oración mental. Además de recibir instrucción, ayudaban en varias tareas, como atender a los enfermos, realizar labores en la cocina y limpiar algunas áreas del edificio. Cada vez que entraban en el noviciado lo hacían de rodillas alabando al Santísimo Sacramento. Los betlemitas contaban con un libro especial llamado “Instrucción para novicios de la religión Bethlemítica”, en donde se especificaba claramente cómo debían conducirse los jóvenes aprendices. Por ejemplo, en el apartado dedicado a la mortificación y penitencia, se decía que una forma de ejercitarlas consistía en abstenerse de oler una flor al entrar en el huerto. En la parte alta del patio está labrada la oración del Ave María en latín. Al parecer, al lado del patio de novicios se encontraban la biblioteca y el refectorio. El arquitecto Lorenzo Rodríguez cuenta que en el noviciado llegaron a existir 38 celdas.El Antiguo Convento de Betlemitas, sede del MIDE, es el edificio que habitaban los frailes y el noviciado. El área que ocupaba el hospital ya no se conserva.

 Entramos  y el pasillo nos dirigía a la taquilla  en la cual nos sorprendió que nos dieran un boleto (el cual adjunto) que más que  para un museo parecía un boleto para un concierto  y eso para mí  fue suficiente para  entrar con demasiada curiosidad por observar su concepto. El cual estaba más que recomendado.

 

En la entrada del museo los  orientadores de este nos explicaron del modo como funciona el boleto el cual resulto ser  un método muy novedoso y hasta ese momento desconocido para mí ya que  almacenaba en una base de datos la  información de las salas que íbamos visitando  con solo pasar el código de barras que tenia impreso.

El concepto de este museo parte de la interactividad con la cual nos atrae hacia cada una de las salas de exposición  ya que es fácil  que nos detengamos por que el diseño es de lo más novedoso y creativo en la primera sala que visito me llama la atención en el piso una especie de aserrín de colores  cubierto con cristal  lo veo más de cerca y  me llevo una sorpresa se trataba de billetes cortados y los colores  en el que están puestos indican la denominación.

En la primera sala  encuentro información de cómo poder darnos cuenta de las  diferentes marcas de seguridad de los billetes que circulan en México: las marcas de agua, el tipo de papel bancario y el diseño de  los grabados el cual antes de entrar ahí no tenía la idea de cuan laborioso es crear las imágenes para un billete hoy se que se hace a mano aun.

La siguiente sala a la que entro  nos da una muestra de la numismática en México ahí podemos ver desde las primeras monedas acuñadas en la nueva España hasta los billetes en circulación actualmente. Cuando estaba allí no paraba de imaginar por cuantas manos habrían pasado ya esas monedas o las cosas que habrían comprado. (Por cierto que bien  se veía que los billetes estaban iluminados con fibra óptica).

Al entrar a la siguiente sala de exhibición encontramos que el museo se iba volviendo más interactivo cada vez. En unas muestras nos pasaban un video de lo que ha sido la revolución del transporte y nos gusto mucha la disposición de las pantallas de video la cuales atraían la atención siempre.

En la siguiente muestra encontramos un video que nos  hizo reflexionar acerca de las diferentes actividades que realizamos hoy en día desde que nos levantamos hasta que anochece y así como los procesos en la historia de la industria que hoy nos otorgan esa calidad de vida.

Así fuimos pasando de sala en sala hasta que llegamos a la que  nos trasportaba al edificio en los años 30 que fue a la que mi gusto más me llamo la atención ya que la tienda de casimires América estaba tal y como la hubiéramos encontrado en esa época. (Hasta con un periódico del día) y la del estudio fotográfico que mantenía todo en orden. A finales del siglo XIX y a principios del XX, los estudios fotográficos estaban en boga en la ciudad y esta naciente industria retrataba las transformaciones que vivía la capital a finales de siglo: la introducción del teléfono, la llegada de la luz eléctrica, la modernización de la ciudad, la utilización de novedosas técnicas fotográficas, entre muchas otras. Por este motivo, el tema de la fotografía es ideal para ilustrar la vida cotidiana y la historia de ese periodo. La ambientación del ESTUDIO FOTOGRÁFICO VERGARA, ubicado en Betlemitas, estuvo a cargo del Mtro. Fernando Osorio, experto en restauración de fotografía, y un equipo de artistas que lo asistieron en la tarea. La mayoría de los objetos  son originales: las fotografías, la cámara, su pedestal, los sillones, el visor estereoscópico y los diversos implementos fotográficos. Algunos de estos materiales fueron proporcionados por la familia del fotógrafo Cachú y provenían de un estudio fotográfico de laEstudio fotográfico misma época. Otras partes del mobiliario fueron reproducidas ex profeso tomando los estilos y formas de objetos originales. Éste es el caso de los fondos de vistas, las cortinas, las dos vitrinas que exhiben objetos y el tragaluz. La escalera que comunica al entresuelo fue totalmente recreada.La ambientación cuenta con dos plantas. La planta baja representa el área del estudio que estaba abierta al público, con algunos sillones de recepción, un espejo para que las personas se arreglaran para ser retratados, objetos para venta en exhibición –botones, guardapelos, marcos para retratos, separadores, el área de la toma con el fondo de vistas, el cortinaje y la alfombra. En el entresuelo se recrea el área de trabajo “privado” del fotógrafo: el cuarto oscuro presentado en un fotomural, sus implementos de trabajo exhibidos en la vitrina y el área de montado con la prensa y los cartones. Si nos transportamos a esa época nos daremos cuenta de la importancia que tenían los estudios fotográficos en la vida de las personas cuando la mayoría de los ciudadanos no contaban con una cámara, ni los oficios para manejarla, por lo que tenían que acudir a estos lugares a retratarse.

Llegando al final de la exhibición  había una maquina que nos permitía conocer porcentual mente diferentes  capitales monetarios  incluyendo al nacional y las diferentes economías. Casi al salir del museo nos acercamos a un grupo de personas las cuales estaban formadas para ver un video  y nos quedamos a ver de qué se trataba la verdad es que estuvo muy interesante porque hablaron de los cambios climáticos en el mundo y como están afectando particularmente a nuestro país.

 

 

 

 

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: